Imagen de mano futurista robotizada y titular sobreimpreso; Los seniors queremos diseñar un futuro vertebrado por las TIC

Los seniors queremos diseñar un futuro vertebrado por las TIC

Los seniors queremos diseñar un futuro vertebrado por las TIC pues somos una importante parte de la población.

Cuando nos jubilamos, e incluso antes, se nos sitúa fuera de juego, a la espera de la llamada del más allá. Se nos considera un pasivo desde el punto de vista económico. Y, a excepción del derecho al voto, no se nos coloca dentro de la órbita del poder. Muy pocos son los políticos mayores.

Esto se contrapone con una senectud muy diferente a la de otros tiempos. Los seniors actuales son activos, preparados, diligentes y con los mayores recursos económicos de toda la población.

1. La brecha digital nos está estigmatizando

En el artículo La brecha digital estigmatiza a los mayores explicamos la injusta calificación de los mayores como incultos del mundo digital. 

Nos encontramos en una sociedad en constante transformación tecnológica en la que, de partida, se nos descalifica, y no se nos tiene en cuenta en la toma de decisiones.

Se deja de valorar la experiencia, precisamente, de los que iniciaron la informática tal como la conocemos. Los que tienen una visión panorámica de la evolución tecnológica, los que rompieron con las alternativas de IBM optando por la computación al alcance de todas las personas. Una experiencia de personas que emplearon las tarjetas perforadas y las máquinas de escribir y hoy se enfrentan con la eclosión de la inteligencia artificial.

Somos la generación que se ha ido adaptando e incorporando a los cambios más vertiginosos de la historia de la humanidad.

Solo hay que pensar cómo se han transformado las profesiones de periodista, arquitecto, ingeniero, administrativo, funcionario, bancario…

Pues bien, muchos de esos cambios han sido creados, propiciados, dirigidos e impulsados por nuestra generación.

2. Longevidad y tecnología dos fenómenos contemporáneos

Vivimos en una sociedad muy diferente, y dos fenómenos la determinan de forma sobresaliente: la longevidad y la tecnología. Ambos, coincidentes en el tiempo, son muy positivos y se benefician recíprocamente.

2.1 La longevidad

La longevidad no es un fenómeno cuantitativo, cualifica a nuestra sociedad de otra manera.

Vivimos muchos años, seguiremos aumentando nuestra esperanza de vida, somos jóvenes durante más tiempo. La vejez no es la misma.

La consideración de la longevidad no puede ser igual. SeniorTic está por un replanteamiento de la longevidad.

Los itinerarios laborales, la formación, la actividad, las previsiones financieras, las formas de vida o la experiencia se han de replantear en una sociedad cuyos miembros van a vivir muchos años. Hay menos niños y la proporción de seniors superará pronto el 25% de la población.

La política no hace las reformas necesarias; prefieren dejar los problemas a los que vengan detrás. Seguimos pensando como antes, con una demografía completamente distinta. Con una pirámide invertida.

Debemos convertir en un beneficio el hecho de que la sociedad paulatinamente va a tener más personas mayores y estas van a tener cada vez más años.

Reunión de personas mayores
Reunión de personas mayores

2.2 La tecnología

El otro gran favor es la tecnología. No es un instrumento o un medio, es un mundo. Por ejemplo, internet no es un medio, es ya un mundo en el cual nos movemos de otra manera.

Las TIC están transformando el mundo a una velocidad exponencial, mutándolo más bien. Obligan a estar al día, en el sentido literal del término.

Cada poco tiempo, las TIC nos sitúan en un escenario diferente, como ahora la inteligencia artificial. Nos determinan en mayor medida que la longevidad.

3. Longevidad y tecnología dos buenas amigas

En nuestro post La longevidad y la tecnología dos buenas amigas explicamos cómo sin la tecnología difícilmente se podría conseguir una excelente larga vida.

La excelencia solo es alcanzable con las TIC al lado. La salud, la asistencia, la estancia autónoma en los hogares durante muchos años, las facilidades y las felicidades son solo alcanzables con esta entrañable amiga.

Pero no de forma espontánea se va a conjugar la longevidad con la tecnología. Hizo y hará falta un empeño, por parte de todos, para alcanzar la armonía entre ambos fenómenos.

Con un sentido humanista, se habrá de impulsar a la tecnología para que esta sirva a la sociedad en general y, en particular, a nuestro colectivo.

4. Ya nosotros pensamos por nosotros mismos

En este camino a lograr una sobresaliente longevidad hay numerosos colectivos y organizaciones empeñadas, desde sus atalayas, en dibujar nuestro bienestar, pero sin tenernos en cuenta.

En proyectos destinados a toda la población se piensa en todos menos en nosotros.

Se sigue con una visión antigua del mayor que no tiene que ver con lo que está ocurriendo a nuestro alrededor.

Nosotros los seniors podemos pensar por nosotros mismos y prestar nuestra visión en iniciativas dirigidas a nosotros o al conjunto de la sociedad.

5. Los seniors queremos diseñar un futuro vertebrado por las TIC

Conformar una sociedad sin tener en cuenta al 20% de los ciudadanos es errar en las soluciones desde el principio. Es no entender la estructura social actual y la venidera.

Muchos de nosotros, especialmente los ancianos, no tienemos la capacitación digital media suficiente, pero no es el caso del conjunto del colectivo. La mayoría de los titulados y de las personas con estudios medios son competentes digitales. Por otro lado, la brecha digital se va reduciendo según se incorporan nuevos mayores.

Si deseamos que la longevidad sea una de las singularidades positivas de nuestra sociedad, es necesaria la inclusión de los seniors en el diseño de nuestro futuro. Para aprovechar, para dar un lugar preeminente a la experiencia.

Para que la senectud sea una fortuna en la vida de las personas y las personas mayores sean unos de los pilares de nuestra sociedad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio