Imagen de señora con boton rojo y teitular sobreimpreso: A TELEASISTENCIA ANDALUZA ES DE GRAN CALIDAD PERO NECESITA MEJORAR

La teleasistencia andaluza es de gran calidad pero necesita mejorar

La teleasistencia andaluza es de gran calidad pero necesita mejorar.

Andalucía es pionera en una teleasistencia de alta calidad. Con su plan llega a 260.000 personas, con equipos que mejoran el día a día de las personas dependientes. Pero, necesita mejorar para sacar todo el partido a ese diamante que ha supuesto su despliegue.

Supone una inversión millonaria. No se puede gastar mejor el dinero de todos los andaluces. En este artículo vamos a tratar las características de la implantación de la segunda fase del servicio de teleasistencia avanzada.

Recomendamos leer previamente nuestros artículos del blog Andalucía va hacia una teleasistencia avanzada y España va hacia una teleasistencia avanzada.

1. La teleasistencia andaluza es de gran calidad pero necesita mejorar

El Servicio Andaluz de Teleasistencia (SAT) es un servicio dependiente de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía perteneciente a la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad de la Junta de Andalucía.

La agencia ofrece un servicio 24/7 para las personas dependientes, con plantilla propia y un despliegue tecnológico notable, que ha pasado del conocido botón rojo, que no pasa de ser un teléfono, a un sistema donde la vivienda de la persona dependiente está conectada con dispositivos que mejoran su bienestar y minimizan los riesgos de incidentes. Los detalles de la primera fase ya en marcha están descritos en el artículo ya citado en estas páginas, Andalucía va hacia una teleasistencia avanzada.

Imagen de una tablet diseñada para mayores
Imagen de una tablet diseñada para mayores

2. LA SEGUNDA FASE

En la segunda fase se van a añadir a los hogares asistidos varios dispositivos.

2.1 Una tablet

Una tablet, con las siguientes funcionalidades: videollamada, chats y gestión de datos, y aquí, por ejemplo, está uno de los puntos donde hay que mejorar la gestión.

Aproximadamente unos 2/3 de la población entre 65 y 74 años tienen unos conocimientos muy básicos o simplemente no tienen conocimientos sobre tecnología; son datos del INE, y es presumible que en la población por encima de 75 años, los porcentajes sean aún peores, siendo estas franjas de edad precisamente las beneficiadas.

Si estos usuarios van a recibir una tablet, esperemos que se considere, por parte de la Junta de Andalucía, que sean tabletas diseñadas para personas mayores. Que tengan, por ejemplo: iconos grandes, una videoconferencia fácil… En definitiva, que la accesibilidad y la usabilidad sean diseñadas teniendo en cuenta al público objetivo, a quiénes van dirigidas.

No es realista pensar que el técnico que haga la instalación, con una charla de media hora, haga competentes digitales a personas que no lo son.

Hay que evitar que esa tablet se convierta al día siguiente en un trasto más de la casa de la persona dependiente, cuando es un elemento que le permitiría tener una ventana al mundo y aminorar su soledad.

Para resolverlo, no es sólo cuestión de recursos económicos o de dar horas de formación, sino de disponer de un método para incentivar en las personas la proactividad y las ganas de aprender; no se trata de enseñar, sino de que aprendan a aprender, y para ello hace falta un método.

2.2 Los sensores

Además, para mejorar la seguridad de la persona dependiente, el sistema dispondrá de sensores de apertura de puertas, movimiento y presencia para analizar los hábitos de vida de la persona dependiente y predecir si le está ocurriendo algo y, por ello, dar aviso a los servicios médicos si fuera necesario. Este sistema predictivo, junto con todo lo explicado anteriormente, se gestionará en la nube de forma similar a una app.

Como se puede apreciar con la breve descripción anterior, el nuevo servicio de teleasistencia de Andalucía es un auténtico diamante.

3. POR QUÉ ES NECESARIA LA INVERSIÓN

Los andaluces tenemos que congratularnos del esfuerzo que hace la Administración en mayúsculas, ya que no es solo la voluntad política, sino también y yo diría que, sobre todo, el esfuerzo de cada funcionario involucrado para que esta inversión se realice.

Un asunto que creemos primordial, y que por eso lo consideramos inversión, es que a largo plazo debe facilitar réditos económicos con una menor necesidad de la persona dependiente. Toda esta tecnología debe, entre otros temas, evitar la soledad no deseada de la persona dependiente, y ese bienestar emocional debe suponer a la larga una mejor condición física.

Además, esa persona dependiente tiene todo el derecho del mundo a contar con los avances tecnológicos existentes para que su día a día sea de una mayor calidad, y la sociedad tiene que ser consciente de que no se le puede dejar atrás.

Imagen del centro de atención teleasistencia andaluza
Imagen del centro de atención teleasistencia andaluza

4. QUÉ HAY QUE MEJORAR EN LA GESTIÓN

Ya hemos expresado anteriormente, y pensamos que ha quedado demostrado, que el nuevo servicio de teleasistencia de Andalucía es un diamante de muchos quilates, pero hay que pulirlo para que sea una auténtica joya.

4.1 Las necesidades del publico objetivo

En nuestro artículo La brecha digital estigmatiza a los mayores comentábamos algunos datos del INE. Solo un tercio de las personas de 65 a 74 años son capaces digitales en el mundo tecnológico actual. Estos datos empeoran en tramos superiores de edad, solo uno de cada tres mayores de 75 años utiliza internet diariamente, y eso que doblamos los datos de antes de la pandemia.

Nos preguntamos si la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía ha considerado su público objetivo, porque como ya hemos dicho, si piensa que una breve explicación del técnico que haga la instalación es suficiente para que la persona dependiente gestione los equipos que tiene en su casa, pensamos que es un error importante y debe saber que tiene que resolverlo.

Honestamente, pensamos que es algo que le preocupa y que estará trabajando en su solución, pero no es fácil de solventar, y para que toda esta inversión sea un éxito este asunto tiene que estar resuelto antes del despliegue de los equipos.

4.2 La coordinación entre las distintas consejerías

Esta inversión millonaria está bien diseñada desde el punto de vista tecnológico y puede ir añadiendo dispositivos con facilidad, pero hoy nos preguntamos si se trabaja en añadir dispositivos médicos que requieren las personas dependientes, para evaluar: frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno, temperatura, frecuencia respiratoria, presión arterial, y un largo etcétera; tecnología ya disponible y con un coste relativamente bajo.

Para que funcione, es necesario un trabajo coordinado desde las Consejerías (Salud y Políticas Sociales) y que hoy está muy limitado, por no decir que es casi inexistente. Pensamos que no nos los podemos permitir y es solo voluntad política que se ponga en marcha. Las necesidades de este colectivo y en general de los ciudadanos está ahí, y es obligación de la política y de la administración resolverlo.

4.3 Tener una visión a largo plazo

Este punto se hilvana claramente con el anterior, ya que es necesario una visión estratégica de hacia dónde queremos ir y cómo queremos que sea el servicio de teleasistencia avanzada en Andalucía dentro de 10 años.

Entendemos que los responsables políticos puede que no estén en la gestión del gobierno dentro de tanto tiempo, pero este aspecto no es una cuestión ideológica, sino una necesidad de los ciudadanos que hay que colmar y en la que hay que ponerse a trabajar ahora; son aspectos tecnológicos, poblacionales y económicos sobre los que se puede trabajar desde ya y que redundarán en un servicio de calidad en un futuro no tan lejano.

5. TENEMOS LOS MIMBRES

No queremos terminar este artículo sin reconocer el esfuerzo que se está poniendo en marcha desde la administración andaluza para el lanzamiento de este nuevo servicio de teleasistencia avanzada. Los mimbres son reales y son de calidad, y solo es necesario terminar de pulir el diamante para que la joya sea muy bella.

La sociedad también debe ser consciente de que el mundo está cambiando, y que la tecnología debe bogar a nuestro favor. El binomio longevidad y tecnología, el leitmotiv de SeniorTic, es un viento que rola a nuestro favor y que debemos aprovechar. No desperdiciemos esta oportunidad que se nos brinda.

1 comentario en “La teleasistencia andaluza es de gran calidad pero necesita mejorar”

  1. Eloy Bullón Fernández

    Luis muy buen artículo, creo que al igual que en su momento el botón rojo de la tele asistencia supuso un gran avance para los mayores, este nuevo paso también será posible porqué la tecnología puede y está preparada y solo
    se necesita el empuje de los poderes públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio